sábado, 23 de enero de 2010

Gente especial para adopciones especiales



Paqui nos envía esta carta que me tomo la libertad de copiar aquí porque desde Galgos112 queremos decirle gracias a ella por su entrega con los animales, Paqui es de esas personas todo terreno, que siempre está dispuesta y que ha salvado muchos muchos perros de la calle, y no piensa dejar de hacerlo.
Gracias por tu carta:

Si os digo Gracias, es insípido para todo lo que os debo chicas-112.
No hay escrito que pueda transmitir mi agradecimiento a todas vosotras, por lo mucho que me habéis ayudado con Momo, y con tantos otros. Hago especial mención a Momo porque se queda en casa, que en mi vida están todos.
Lejos de lo que podáis pensar, que Momo se quede conmigo es una acción egoista por mi parte: soy yo la que no puede vivir sin él. Han sido muchos días y noches en vela, muchas curas, miradas de dolor y resignación, y ahora, que hay que volver a operarlo, no puedo. Quiero ser yo la que lo cure, lo mime y lo achuche.
No ha sido una decisión fácil, siempre en la dualidad, "si me lo quedo, le niego la oportunidad a otro". Hasta que me dí cuenta de que no, de que nunca le negaría la oportunidad a ninguno por estar Momo y que yo era la oportunidad de Momo. Fueron meses los que pasaron hasta que un día logré echarle el lazo al cuello y desde entonces han pasado muchos más, ya somos inseparables.
Ahora Momo, me ayuda con los demás que pasan por casa: Acompañó a Pancho en su marcha,durmió con Mojito todos los días y le ayudó a superar su miedo, tiene paciencia con los cachorros...sin ir más lejos, anoche el gran Zeus durmió en casa porque hoy viajaba rumbo a su nueva vida (gracias Cristina por acogerlo, Marité por tenerte tan cerca, en definitiva una vez más a todas, por hacerlo realidad) y Momo lo recibió con besitos, le llevó un peluche y cuando me di la vuelta cada uno en un sofá! . Ahora Momo es feliz, sonrie, juega, salta, le encanta pasear, saludar...en definitiva vive la infancia que le robaron. Para mi Momo representa todo aquello por lo que lucho cada día y que merece tanto la pena. Lo necesito.

Gracias y ánimo a todas las casas de acogida, de todo corazón. Sé lo que se sufre cuando se van de tu lado, pero a diferencia del sufrimiento de ellos, el nuestro es necesario. Hay que seguir haciéndolo y dando oportunidades. Duele mucho la despedida, pero más duele la impotencia de no conseguirle una oportunidad a cada uno de los que la necesitan, no lograr una captura o ver un cuerpo sin vida en el arcén.

psssssspsss, soy Momo, ahora que no me ve: ánimo a todos mis compis, superáreis cualquier miedo o dolor, ahora todo se olvida, no existe. Bienvenidos al paraiso chicos!.
Zeus: toda mi fuerza contigo mañana en la operación.

3 comentarios:

Cristina Bahamonde dijo...

Zeus está muy bien, sólo necesita reposo y en unas semanas ya tendrá su pata lista!!
Paqui es muy muy bueno, tranquilón y cariñoso. Te busca todo el tiempo.
Entiendo perfectamente lo de Momo. Siempre había tenido dos perros y un tercero en acogida. Cuando Olivia murió decidí seguir acogiendo. Entonces llegó Tina, con su cicatriz en la frente, su pánico escénico a la gente, y su dulzura y movimiento constante de cola. La dí en adopción, pero estuvo 2 días sin hacer pipi ni caca y 5 postrada en su camita. La fui a buscar y aquí desde hace 8 meses. Ella me eligió a mí, y no pude negarselo otra vez. Y aquí está feliz...ronronea como un gato, y es divertidisima. A Drac lo tiene encandilado y a su club de fans también. Eso sí, el pavor que tiene a los desconocidos, no sé si lo superará algun día. Así que Paqui te entiendo perfectamente... y no por ello dejé escapar a Zeus de llevarse unos buenos achuchones y de los cuidados que le van a hacer falta durante esta acogida.
Enhorabuena por tí y por Momo!!

Kika dijo...

Gracias a vosotras, por infinidad de cosas pero sobretodo, por estar siempre ahí.

Besos

Lectures dijo...

Siempre me ha gustado ser casa de acogida y por casa han pasado unos 15. Pero el vacío que te dejan no es lo que duele sino el vacío y silencio que mantiene la família que lo ha adoptado.
Cuando te ven con el perro, te aseguran, afirman y prometen notícias y fotos. Y luego nada, nada, NADA. Hasta el punto que te enteras por la red que ese galgo que cuidastes con tanto mimo, por el que llorastes porque no te lo podías quedar, porque no das más abasto, por el que no dormistes...ha muerto. Y a ti nadie te ha dicho nada y no te has podido despedir y no sabes si fue feliz. Eso duele tanto cuando de 15 sólo sabes de 2 que finalmente ya no soy más família de acogida. Tiro la toalla porque sino me va la salud de lo mal que lo paso.