jueves, 23 de diciembre de 2010

Bella busca un ángel

Todos los galgos que llegan a formar parte de la gran familia de Galgos 112 han vivido situaciones críticas y extremas. Abandonos, malos tratos, sufrimiento... Hoy os presentamos a Bella como un caso especial para Galgos 112.

Bella es una galguita de seis meses que, aunque sí sufrió abandono y cuando Sergio se cruzó con ella se encontraba en un estado pésimo dando tumbos entre los coches, ha tenido la suerte de no conocer el sufrimiento ni los malos tratos. De ahí su estupendo carácter. Bella, además de ser una galga espectacularmente guapa, es extrovertida y sociable con el resto de seres vivos, dulce, muy cariñosa y sin ninguna muestra de temor ante el ser humano. A pesar de su corta edad es muy inteligente y obediente. Le encanta el contacto con las personas, y estar tapadita entre las mantas, ¡a ser posible completamente cubierta! Bella es una galga feliz y uno se puede enamorar fácilmente de ella en pocos minutos. Pero Bellatiene una enfermedad congénita que la hace ser especial y necesitar unos adoptantes especiales.

Bella sufre shunt intrahepático. En la zona interna del hígado, Bella tiene dos venas que se comunican, y que no deberían hacerlo. Este hecho impide que su organismo desintoxique su torrente sanguíneo correctamente, lo que le acarrea más problemas. Además, al tratarse de una enfermedad intrahepática, su operación es costosa, complicada y con pocas probabilidades de éxito.

¿Los síntomas? Bella muestra un comportamiento extraño después de comer, como la tendencia a ladear la cabeza, caminar en círculos cuando se pone nerviosa, bebe mucha agua, color de pelo apagado...

Actualmente, y de por vida, Bella necesitará tomar dos jarabes y un pienso especial bajo en proteínas. Pero nada de esto le impide hacer vida normal. A Bella, aunque por ser galgo disfruta de sus horas de sueño, le encanta correr y jugar, y así descargar la energía que le sobra, haciéndole sentir mejor.

Por todo esto, buscamos para Bella una familia especial, una familia comprometida. Una familia que disponga de espacio para que pueda correr y que entienda y acepte que la esperanza de vida de Bella no es tan elevada como la de un galgo sano, y que esto no le impida darle una oportunidad. La oportunidad de encontrar una familia que la quiera tal y como es. Una familia que acepte el reto. ¡Ells os lo devolverá con creces!