sábado, 21 de noviembre de 2009

No paramos de pedir porque no paramos de ayudar





Ahora os pido una ayuda muy especial para esta preciosa podenca.
Fue recatada de la perrera porque la iban a sacrificar ya que había tenido un ataque epiléptico, que, hasta donde sabemos, no se ha vuelto a repetir.
Su salvadora, Nati, nos ha pedido que busquemos una casa de acogida para ella, y así poder valorar su estado de salud.
Es una perra pequeña, jovencita (menos de un año), es muy dulce, y necesita una situación estable.
Por favor, es muy urgente.