viernes, 30 de enero de 2009

¿ Quién es inmune ?




Inmunizarse. Si, exactamente es lo que hace el cuerpo humano al entrar en contacto con un virus, y como medida de protección.
Es lo que hace el cuerpo, ¿pero que hace la mente?...
Un virus pérfido y malicioso , que visiblemente no ha encontrado ninguna barrera para infectar a los horribles individuos que hacen lo que todos sabemos con los pobrecitos galgos.
Repetir las mismas tristes historias cada año, galgo tras galgo, asesinato tras asesinato, y así sin parar, podríamos enumerar los tantísimos casos que nos llegan cada día.
Visto así cualquiera podría pensar que las personas que ayudamos en lo que podemos, en la lucha contra esta lacra, estamos inmunizadas o hechas de una pasta especial para soportar las imágenes, las vivencias diarias y las difíciles decisiones que a veces debemos tomar.
Pero no es así. Jamás te inmunizas ante la barbarie, ante el sufrimiento y la mirada de un animal maltratado.
Cuando creemos que ya estamos curtidos y lo hemos visto todo, una nueva y dura prueba se presenta, que pone a prueba nuestra resistencia y que hace que, aunque luchemos a brazo partido por la causa, nuestros ojos se llenen de lágrimas, preguntándonos cuando acabará esto, cuando podremos dormir a pierna suelta sin dedicar tu último pensamiento del día a todos los animales que sufren la crueldad humana.
Todos tenemos un límite y justamente cuando estamos a veces a punto de cruzar esa delgada línea, aparece otro morro alargado con su mirada noble y profunda, en apuros.
Y es entonces cuando tienes la certeza que no estás inmunizado ante esto, y que te volverán a desarmar cada vez te miren, pidiendo auxilio a gritos, gritos a veces sin voz, pero que al cerrar los ojos retumban en tus oídos como un tambor que nunca se para.
Por todos los galgos que hoy viven felices con sus familias, y que son nuestra fuente de alegría, y por todos aquellos a los que no abandonaremos en una cuneta y a los que les encontraremos un hogar , seguiremos luchando.
Por todos los galgos para los que no llegamos a tiempo, para que vuestra pérdida no haya sido en vano, seguiremos denunciando la inmunidad con la que si cuentan, individuos mezquinos y despreciables, para los que una vida de un galgo no vale nada.
A todos los mezquinos asesinos inmunes, jamás nos rendiremos, para denunciaros y haceros el camino del maltrato y la tortura mas difícil, quizás no tengáis rostro, pero si alma, y aunque este vacía de sentimientos, solo deseo que algún día tengáis que soportar todo el peso del mismo dolor que habéis causado.
Y a ti, que nos estás leyendo en este momento, si te sientes identificado con nuestra causa, decirte que todos podemos ayudar de algún modo.
Ahora mas que nunca, no lo olvides, un galgo te necesita,
¿ Vas a hacer algo por el ?