domingo, 1 de febrero de 2009

¿Para cuándo una Ley de Protección Animal?

El gobierno ha comunicado oficialmente que es imposible la creación de una Ley Nacional de Protección Animal.

CARLOS RODRÍGUEZ

En el programa electoral del Partido Socialista se incluía este proyecto.

El pasado 11 de noviembre de 2008, la FAPAM (Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid) entrego 1.300.000 firmas solicitando una ley Nacional de Protección Animal.

Dos meses después, desde el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, se informa, de forma oficial, que es IMPOSIBLE la creación de una ley Nacional...

Según el Ministerio, los juristas no pueden dar el visto bueno a un proyecto como el solicitado porque las competencias en esa materia son de las Comunidades Autónomas.

Es verdaderamente "curioso" que para elaborar un programa electoral no se tenga en cuenta la posibilidad de que aquello que se promete, sea o no posible, y sea "a posteriori", cuando llegue la negativa a aquello con lo que se pretende ganar votos.

Una vez más se miente, descaradamente, se utiliza la sensibilidad de un gran número de españoles para afianzar las posaderas en los escaños, con total impunidad y con la caradura de negar la mayor... "donde dije digo, digo Diego"... ¡¡qué más da, si ya está acostumbrados a tragar ruedas de molino!! ¿no?

Un millón trescientas mil firmas debería ser algo más que suficiente para que el gobierno tomara cartas en el asunto, para que no se ocultara tras el veredicto de sus juristas y se pusiera manos a la obra en una ley necesaria, una ley que por su ausencia nos pone a la cola de los países civilizados en el respeto hacia los animales.

Jurídicamente se han diseñado legislaciones, reales decretos, como el de perros potencialmente peligrosos, que son de obligado cumplimiento por TODAS las comunidades autónomas... para una legislación tan absurda, incorrecta, no hubo problemas.

Nos han engañado, una vez más...

Las entidades de protección animal están hartas, cansadas de enfrentarse todos los días a la realidad del maltrato animal, están hastiadas de sacar las castañas del estado en algo que solo a nuestros gobernantes compete... pero claro, si existen "tontos" que manejen el problema, ¿para que va a intervenir la administración?

Lo que no deben tener claro nuestros bienpensantes políticos, es que algún día, no muy lejano, se puedan encontrar a la puerta de sus ayuntamientos, o en la puerta del Ministerio que deniega la promesa, o en la puerta de la elegantísima Moncloa, a todos los animales que abarrotan los centros de protección privados... quizás así, el presidente pueda visualizar la magnitud del problema...

¿Qué haría el gobierno ante este plantón de las protectoras? ¿Cómo manejaría los cientos de miles de animales que diariamente atienden ciudadanos de a pie sin ayuda alguna? ¿los mataría? ¿dónde los ubicaría? ¿a quién encargaría su recogida y manejo?

Nuestros políticos tienen la promesa fácil y la mentira fluida, pero, no son del todo conscientes, que cuando el pueblo "se cabrea", pueden existir acciones de presión que den la vuelta RADICALMENTE a la tortilla.

Basta ya de reírse de los sentimientos de muchos españoles, que lo único que reclaman, es una ley que proteja a los animales.

Qué vergüenza da en muchas ocasiones ser español.

2 comentarios:

Awaken dijo...

Esther que puedes anotar mi nuevo blog en el tuyo?? Yo ya te tengo añadida!!!!

besitos

Àngels de Reus

aqui te lo dejo!!!

mil gracias

NO ME ABANDONES CUIDAME

Eulalia dijo...

Creo firmemente que ya va siendo hora de que reaccionemos, de que pidamos cuentas a estos inutiles de politicos, al fin y al cabo el poder es NUESTRO, nosotros los onemos, nosotros los quitamos... ya va siendo hora de que hagamos algo..... hay mucha gente descontenta. ¿Hemos de aguantarlos o les podemos dar un cese?
Ya va siendo hora de que les enseñemos los dientes... viven de nuestros impuestos, de nuestros dineros...... y los gestinan muy mal, pues a la calle y otros, asi deberiamos de funcionar. Ah! y nada de un sueldo de por vida (que es lo que tienen ahora)... por mentirosos y estafadores... ni derecho al paro les daba, y otro gallo cantaria.
Besitos a todos y adelante con la labor.