viernes, 7 de agosto de 2009

Gente especial para perros especiales

Pancho

MariConchi

Quiero contarles la historia de Pancho y Mariconchi (Conchi) , porque sus vidas son ejemplo de la vida que tiene un galgo en España, si no le sucede la desgracia de romperse una pata, caer en un pozo, no querer cazar (sólo 1 de cada 100 galgos cazan), tener miedo a los tiros (como muchísimos perros), o no haber tenido la suerte de haber sido reventado contra una pared al nacer.
Este perro elegido por ‘buen cazador’, como nuestros dos protagonistas, han tenido la suerte de no haberse lastimado de gravedad en toda su vida y no haber caído enfermos a pesar de que nunca han sido vacunados, de haber parido muchas veces, y de haber corrido por el campo siempre que su cazador les llevaba.
Estos estupendo perros han cazado siempre, y han obedecido a su cazador, han dormido en un zulo, y han comido poco y mal, a ellos no les han golpeado, ni les han colgado, ni les han dejado morir de hambre.
Sin embargo no escapan al cruel destino de los cazadores y ahora, cumplidos sus 12 años, los consideran viejos, los han llevado a un refugio y los han dejado a cambio de no matarlos, han leído bien, ‘a cambio de no matarlos’ porque estos "tipos" (los cazadores) tienen esa exigencia, y esa pedantería, que creen haber comprado con su arma, "si no los cogéis, me los cargo", y las personas que en ese momento estaban en el refugio , los cogieron a los dos juntos, porque siempre han estado juntos (quizás sean hermanos), pensando que quizás entraban para nunca salir de sus jaulas, porque han visto entrar a tantos viejitos que han muerto en el refugio que la historia les suena repetida.
Hay que ser especial para adoptar a un perro adulto de más de 10 años, porque tenemos demasiados prejuicios contra la vejez, sin embargo un perro adulto es un compañero estupendo, y si es galgo o podenco, que nunca han tenido una camita donde dormir, un ‘agua toda la que quieran’, y una veterinario que les cure, para estos perros es como resucitar, es una vida nueva y son felices, y te hacen feliz.
Pero los humanos somos egoístas y frívolos, dejamos a los abuelos morirse solos en un piso, y dejamos a estos perros morir por viejos en las perreras.
Pancho y Mariconchi tienen 10 años y como la podenca Rocío que a sus 10 años vive amarrada a una corta cadena (y muchos otros), sólo pueden ser adoptados por personas especiales, que valoren la vida por sobre todas las cosas, que los adopten para que no se mueran creyendo que vivir es un asco. Que la vida es solo trabajo y vacío.
Para ellos el sólo contacto con los voluntarios que les cuidan, les anima y parecen estar más felices que cuando llegaron, el día que tengan una familia, su cola no parará de moverse.
Adopta un viejito, un enfermo, un tullido, y sé feliz.

3 comentarios:

Esther dijo...

Gracias Marité por este escrito tan bonito, la verdad el tema de los abuelos la gente no le dá la importancia que se merecen y realmente si lo piensas han tenido muchos años de mala vida y merecen irse de este mundo , habiendo conocido la buena vida y sitiéndose queridos.
Estos días tengo acogida en casa a Mika una abuelita entrañable y agradecida, es un amor de galga.
Adoptat un abuelito!!!!!!!!!!!!

Sam dijo...

Quisiera agradecer este precioso escrito a nuestra compañera Marité.A descrito perfectamente, la vida que les queda a los galgos que han "cumplido su cometido", pasar su vida cazando o procreando y después.....
En casa tenemos un espectacular abuelo, se llama Daky y lo encontramos junto a Canelo,en una Protectora de Sevilla.
Daky llevaba allí varios meses, y cuando abrieron la puerta, fue el primero que llegó a nosotras, buscando una caricia.No lo dudamos y viajó de vuelta con nosotras.
Cuando llegó a nuestra casa, donde la puerta de entrada está en una terraza, se quedó sentado, mucho rato, mientras el resto de sus colegas se lo miraban extrañados desde dentro.Nunca había estado en una casa de humanos.

Es gentil, educado, tranquilo, precioso y muy sabio.Su mirada es de agradecimiento y cariño.
Su edad...12,14....muchos años.

No sabemos cuantos años vivirá, pero de momento ya lleva 14 meses con nosotros. Corre con los otros , sin quedarse atrás. Nunca ha tenido ningún problema de salud.Le falta algún diente, pero os aseguro que desde que está en casa, parece haber rejuvenecido.

Y sobre todo es un gran compañero en nuestra vida.
Si quereis conocerlo mirar las fotos que aparecen en nuestra página.Hay una que está en penumbra y se ve una cara en la luz.
Ese es nuestro amigo Daky.

Como él hay muchos en la Protectoras y Perreras de España, os animo a que pongais un Galgo o Podenco ya mayor en vuestras vidas.Ellos tendrán aquello que nunca han conocido, vuestras caricias.

Albert y Mª Mercè

Paqui dijo...

Gracias de nuevo Marité. Tienes el don de hacerme llorar, porque cuando te leo veo que has podido expresar en palabras lo que me sale de dentro y que soy incapaz de escribir.
Sólo decir que conozco a Pancho y MariConchi en persona, los he tratado mucho y son dos ángeles que recompensaran con creces al que se decida adoptarlos o acogerlos. Como el resto, se merecen un final feliz.
Gracias familia de Galgos 112