miércoles, 9 de septiembre de 2009

Los podencos también existen



Los podencos, un perro que conocen muy bien los cazadores y que sin embargo casi no vemos en ámbitos fuera de la caza. Es un gran perro de trabajo, listo, con muy buena vista, fino oído, un olfato muy sensible, y un cuerpo muy fuerte.
Mientras son jóvenes, los explotan realmente, porque es un gran perro, fiel y sociable, gran compañero y efectivo en su trabajo.
Pero los perros tienen una corta vida comparada con la nuestra, y los podencos, todos o casi todos, un día envejecen y ya maltrechos de tanto correr por el campo, hinchados de parir, o malherido por perdigones, cepos o torceduras y roturas varias, son desechados, muchos muchos asesinados o aplastados por coches, olvidados en un rincón en ninguna parte, muertos a puñados en algún sitio amarrados.
Como Honey deambulando por las calles aterrorizada, con su cola y orejas mutiladas, sin rumbo y sin paz. Como Rocío, descartada y ¡a la perrera!, vieja, coja, con las tetas herniadas de parir. Como Chusa, que murió en un refugio, sin que nadie preguntara nunca por ella, y fue feliz allí porque por lo menos la cuidaban, y podía tomar el sol relajada, Chusa amaneció muerta un día, cansada de vivir, sin hacer ruido. O como Pancho, con una infección en las tripas que casi le mata, tirado en ninguna parte, lleva dos años en un albergue, nadie pregunta por él. Como Dark y Trudy, llegaron al refugio con dos meses, en su primer año de vida, no conocen otra cosa. Nadie pregunta por ellos. O Marjorie, atropellada y abandonada, se ha quedado coja, pero está viva … Como Ingrid, dulce y tímida, espera su momento en un refugio. Pam, ojalá alguien se contagie de su alegría, dos añitos de podenca ibicenca y mucho cariño para dar. Bart, un año, rescatado cuando le iban a sacrificar, un podenco mix, todo felicidad, ‘un amor de perro’. Bruna, abandonada en el campo, necesita una familia, es muy sociable y la vida en la protectora no es lo que ella esperaba. Roja, perdió un ojito, ya no vale para cazar, sociable , amable y tímida, espera que le adopten. Brujo tiene unos 12 años, llegó a la protectora con la barriga abierta, y perdió un ojo porque le utilizaban para la caza del jabalí (muchos perros mueren abiertos en canal por estas prácticas, y otros no mueren pero son abiertos en canal lo mismo, cosidos y de nuevo a cazar) . Newman, un podenco guapo guapo, alegre y amable, rescatado en un semáforo en una localidad pequeña, nadie ni le veía, lleva más de un año en acogida. Naila, Dani, Daroca, tres guapísimos podencos que fueron abandonados por sus dueños, sociables, amables, sin problemas con perros y gatos, esperan pacientes que alguien les ofrezca una familia para dar todas las miradas tiernas y pedir todas las caricias que nunca recibieron. Orion, es un grande sociable, que también espera su momento. La guapísima Snoow, es un trasto elegantísimo, amable y alegre, con todo esto , fue abandonada de pequeña. Poto es un cachorrete, está aún a tiempo de vivir una vida de perro de casa, sin cazadores y cazados, pero está en un refugio y espera que una familia le adopte, que no sea un cazador. Nina y Pelusa, son pequeñas que han vivido mal, amarradas todo el tiempo, comiendo trozos de gallinas, y sólo sueltas cuando había que ir de caza, lo han pasado muy mal, y aún no tienen confianza en los humanos, así y todos, son amables y sumisas, y sólo quieren descansar, comer bien, y ser felices. Electra es dulce y cariñosa, está en la protectora desde hace ya tiempo, espera y espera, una familia para ella. Olivia, pequeñita, con apenas 6 kg, fue utilizada como paridora y luego abandonada, cuando la rescataron estaba llenita de heridas que tuvieron que curarle una a una, poco a poco, aún teme a las personas, y necesita una familia. Fido es un caso especial, porque fue recogido de la basura cuando era apenas un bebito, tuvo una vida feliz, y ahora su familia tiene graves problemas y está buscando para él un sitio como el que tiene. Gremy tiene un año y es alegre y divertido, sólo ha conocido el abandono y la perrera, es un perrito feliz. Panko y Pinko, dos hermanos que lo pasaron muy muy mal, llegaron a la protectora en un estado de desnutrición avanzado y les ha costado mucho recuperarse, pero ellos aún no tienen familia.
Estos son los podencos que están en nuestra web, pero hay mucho muchos podencos en protectoras, refugios , perreras, y campos, y muchos en esos trasportes llenos de perros que llevan esos 4 x 4 por los campos de muchos pueblos de España, esos trasportes, llevan 6 o 7 podencos amontonados, que solo han salido por ese día, a cazar para sus dueños que un día, no muy lejano, los dejarán tirados.
Los podencos son muy buenos perros de compañía, les encanta estar con gente, son familiares, listos y muy alegres, bajitos , medianos y altos, peluditos y pelos cortos, con unos ojitos muy tiernos y expresivos. Ellos también existen, y esperan que te fijes en ellos, que les ayudes, que les acojas, que les adoptes.
Pon un podenco en tu vida y descubre a un perro muy muy especial.

5 comentarios:

Galgos dijo...

Gracias Marite por expresar en este escrito tan bonito la triste realidad de los podencos, ojalá encontremos casa para ellos , y que ya de una vez por todas seamos seres realmente civilizados .
Estoy triste , hoy he estado en una perrera donde sacrifican y ver a todos esos seres en el corredor de la muerte me ha dejado muy tocada, solo he podido ayudar a los 5 galgos y no me saco de la cabeza todos los que han quedado allí. Hay de todas razas y tamaños......, son tantos que te miran pidiendo llevame contigo!!
No puedo decir nada más , solo dar las gracias a las chicas de Animales Rioja, especialmente a Marta y Beatriz , por hacer lo imposible por ayudar a los perritos desahuciados.
Esther

Marité dijo...

Nuestra realidad es esta, miles de perros se agolpan en las perreras de toda España esperando morir.
La gran mayoría de la gente no lo sabe, ni preguntan. Pero yo quiero invitarles a que os acerquéis a la protectora más cercana, a la perrera de su pueblo, al sitio donde sabéis llevan a los perros que se recogen en la calle, y preguntéis, ¿qué pasa con ellos?.
Hay una realidad que es necesario conocer, si no, no estamos hablando de nada.
Mi mensaje :
NO ABANDONEN, NI EN PERRERAS NI EN REFUGIO, LA GRAN MAYORÍA DE ESOS PERROS MORIRÁN EN POCOS DÍAS.

lagalgalluenta dijo...

Nuestra compañera Pilar de Alcoi se ha traido una podenquita de una perrera de Gran Canaria que llevaba año y medio muerta de asco, se ha librado de ser sacrificada porque la suerte le ha acompañado.
Es una podenquita enana, no podenca canaria, pero ya sabeis, los cazadores no hacen ascos a nada y se ve que llevaron para allí una podenquita andaluza para abandonarla despues.
Esta encantada con su podenca Duna, su galgo Fum y su galga acogida Aida que a la pobre parece que no la quiere adoptar nadie...
Animo a tod@s l@s adoptantes a que se fijen en l@s podenc@s, son iguales de buenos que l@s galg@s y los hay grandes , medianos, pequeños...vamos, que para todos los gustos y situaciones...
hacerle un huequito a un podenquito, no os arrepentireis.

Esther dijo...

Sabéis? pienso aún en Chusa, y siempre le daré las gracias a Lucia de SPAX por haberla acogido y cuidado hasta que la pobre cruzo el arco iris, Lucia nos decía que ella era feliz en el refugio ya que estaba atendida y siempre se mostraba agradecida,
Gracias Lucia, muchas gracias
Un beso
ESTHER

Ramona dijo...

Hola
Soy la que tiene a Honey en acogida, la podenquita mutilada en orejas y rabo y quería comentar que aunque parezca sorprendente, el hecho de estar mutilada le impide ser adoptada en la mayoría de los países europeos, porque, al contrario que en nuestro país, la mutilación se castiga y se persigue por ley y por lo tanto está prohibida la entrada de animales mutilados en esos países… ¿se puede ser más desgraciada?... En España es un verdadero riesgo darla en adopción porque es peligroso que caiga en manos de un cazador desaprensivo, y en la mayor parte de Europa no puede adoptarse porque no puede entrar por ser mutilada…
Honey necesita CON URGENCIA una adopción. Me ha costado mucho esfuerzo conseguir su confianza plena y su cariño y está demasiado apegada a mi, vive para mi y está siempre pendiente de mi, exigiendo de forma desesperada mi cariño. Si sigue mucho tiempo en mi casa su adaptación a un nuevo hogar será mucho más difícil y puede suponerle serios trastornos emocionales. Es una perrita encantadora, sumisa a más no poder con las personas y les tiene mucho recelo a los hombres, aunque cada vez los acepta mejor y más rápido. Necesito que salga pronto de casa adoptada porque tanto para ella como para mí cada día que pase hará más dura la separación. Ayuda por favor.