martes, 8 de septiembre de 2009

Un triste día para todos

Dikens no ha podido superar tanta infección y ha muerto.
Quizás sea la única forma posible de terminar su agonía.
Descansa flaquito, por fin, descansa.
Gracias a los que habéis dado su apoyo, y especialmente a esas personas que cuidaron de Dikens hasta el final, que le rescataron y lucharon con él los últimos momentos de su vida, quiero deciros gracias, porque Dikens tuvo unas horas de amor, de cuidados, y hasta un nombre, eso es más de lo que muchos de nuestros galguitos tienen en toda su vida.

8 comentarios:

Paqui dijo...

Nuestro pequeño Dickens ha cruzado el arcoiris.

Ha tenido una vida miserable y una muerte injusta que nos llena de muchísima pena e impotencia por no haber llegado a tiempo.
Queríamos darte todo lo bueno que hasta ahora no habías tenido Dickens y nos hemos quedado vacías cuando te has ido, no sabes que pena siento.

Gracias a todos por el apoyo y cariño mostrado.
Gracias a la gran familia de galgos 112, por su rapidísima respuesta, apoyo y ayuda.
Gracias a mis compañeras del refugio, por hacer posible ese complicado rescate, cuidarlo, mimarlo, hacer que sus últimas horas las pasara sin dolor y por aguantar hasta el difícil momento de decirle adiós.

Dickens supo antes de irse que existe gente buena gracias a todos vosotros.
Sé feliz tras el arcoiris, sin dolor y disfruta de tu libertad con el resto de compañeros que hay ahí.
Allí nos vemos mi dulce Dickens.


Que estas injusticias nos den más fuerza aún para seguir ayudando a los que tanto nos necesitan.

Paqui, en nombre de Refugio UPRODEA

Beatriz V.P. dijo...

Joder, qué mierda :(((( quién es capaz de ver a un galgo en ese estado tirado en la carretera y dejarle ahí tirado???? lo que ha pasado ese pobre animal es desgarrador e injusto. Gracias a los compañeros de 112 que intentaron ayudarle, aunque no siempre lleguemos a tiempo, al menos Dickens no murió solo y desamparado en una carretera sino rodeado de personas que se interesaron por él y trataron de ayudarlo. Gracias por eso.

Gemma dijo...

Pobre animal, al menos sus últimas horas las pasó rodeado de cariño, lo que nunca entenderé es a esas personas que lo vieron así sabe dios durante cuanto tiempo y se limitaron a llevarle comida, joder que impotencia!!!!!

Besos a todos los que habeis estado al lado de este chiquitin al final de su triste camino

Paqui dijo...

A nivel personal quiero dar las gracias de corazón a todos.

Muy especialmente y con mucho cariño a Marité, porque entre otras cosas y egoistamente, es mi apoyo.
Así que gracias guapa, por estar siempre ahí.

australino dijo...

Hola a todos:

Siento mucho lo del perro que acaba de morir. Os escribo porque estoy un poco indignado por el asunto este de los galgos y el trato que reciben por parte de los gitanos. Vivo en Carabanchel (Madrid) al lado de unas casas de protección y de realojo, y veo a menudo a varios de estos perros atados con cuerdas o de cualquier manera, los tienen como si fuera ganado. Algún chaval joven a veces los saca al parque de San Isidro y les hace correr un poco, mientras él va en bici, bien atados.

¿Me podríais informar cómo va el asunto este? ¿Es legal el comercio de estos animales para carreras? ¿Es legal en modo en que los tienen? ¿Qué se puede hacer?

Alguna vez he visto algún galgo viejo, herido y hecho polvo, abandonado en el parque pero, pobre de él, dirigiéndose a las casas de sus, imagino, antiguos dueños.

Somos un país tercermundista con esto del respeto a los animales.

Hasta pronto.

Núria dijo...

Hola australiano.

Lo que debes hacer cuando te encuentres con casos de maltrato, y no solamente la palizas son maltrato, es denunciarlo a las autoridades. El Seprona (Guardia Cvil) suele ser eficaz.

Solamente denunciando y haciendo presión desde la sociedad podremos acabar con la impunidad de la que gozan esta gentuza.

Muchas gracias por tu interés en ayudarles.

Beatriz, esta vez la gente del 112 solamente hemos hecho de apoyo moral. Quien rescató y cuidó de Dickens hasta el final han sido los compañeros del Refugio UPRODEA. Ojalá todo hubiera ido mejor y pronto hubiéramos tenido que entrar pronto en acción.

Paqui dijo...

"Una sociedad que se llama a sí misma civilizada no debe permitir este tipo de aberraciones; el silencio es la voz de la complicidad y siempre favorece al maltratador, nunca a la víctima"

Con el permiso de una compañera he plagiado esta frase.
Intentemos ser una sociedad civilizada y ahorraremos mucho sufrimiento gratuito e innecesario.

Por todos los Dickens que existen y para que dejen de existir, denuncia Australiano y gracias por hacerlo

Marité dijo...

Todo lo que le sucede a los animales en España, que efectivamente es tercermundista en ese aspecto, (salvando las distancias, porque no he visto en Argentina el trato que aquí reciben perros, gatos y ganado vacuno, por nombrar algunas especies), pero no dejará de ser así si la sociedad en general sigue tolerándolo, no es legal maltratar animales en España, pero hay demasiadas 'salvedades' porque socialmente aún no está 'mal visto'.
Que los derechos de los animales sean respetados depende no sólo de las legislaciones vigentes, sino también de la no tolerancia social hacia ciertas prácticas. En España hay demasiada tolerancia, y hay muy pocas pero muy pocas denuncias.
Es bastante sencillo saber cuándo un animal está siendo maltratado, no es necesario ver que le peguen, falta de comida, de agua, malas condiciones higiènicas, cuerdas eternas, sitios reducidos, y un largo etc que se puede ver a simple vista.
Hay que comprometerse con la vida, en todos sus aspectos.