sábado, 31 de octubre de 2009

CUANTA RAZÓN TIENES!!!!!!!!!!!

Antes de decir ‘lo devuelvo’, te lo pienses

IMG_1886

Arriesgándome a que me tilden de falta de corazón, tengo que decir lo que pienso sobre las devoluciones porque es algo que se trata de evitar en cada adopción pero que desgraciadamente sucede y no pocas veces.
Es cierto que no siempre acertamos con los adoptantes, las personas que hacemos visitas previas intentamos tener en cuenta la mayor cantidad de cosas posibles en pro del bienestar del perro pero podemos equivocarnos sobre todo porque la gente tiene muy buenas intenciones cuando se sienten quijotes orgullosos salvando a un abandonadito, y muy poca paciencia cuando de educar a un perro se trata. Ahí se les acaba la magia, la buena voluntad, y todas las lágrimas que vertieron cuando sólo era una foto con una historia de abandono.
Así, a pesar de los esfuerzos que las asociaciones puedan hacer, muchas personas resuelven con demasiada facilidad devolver al perro.
Esta devolución no es más que otro abandono, que lo tengan claro aquellos que lo hacen, porque eso de que ahora no lo quiero porque hace esto o aquello que no nos gusta, son las mismas escusas que pone la gente que suelta a su perro en una carretera o lo deja en una perrera para su sacrificio, la diferencia es sólo que hay una asociación detrás, que aguanta la irresponsabilidad de ese adoptante.

Cuando compras un perro en un criadero, casi todos te dan una garantía, si no sale ‘bueno’ lo reemplazan, literalmente, lo cambian por uno que esté bueno…. esto me parece de una frivolidad que un perro no se merece, pero un criadero es un negocio y allí los perros tienen un valor comercial y lucrativo, la relación con los animales es como con un bolso o cualquier cosa inanimada. Lo criaderos son tiendas y se rige por las leyes y valores comerciales.

Pero esta misma frivolidad existe en muchos adoptantes, que al poco tiempo devuelven a los adoptados porque ya no colman sus expectativas. Esto es realmente penoso.

Sobre todo porque contrasta con aquellos adoptantes que adquieren un absoluto compromiso para ayudar al perro que han adoptado a su adaptación, ni qué decir de aquellos que adoptan especialmente a perros enfermos, sin patas, traumatizados, viejos… esa gente difícilmente devuelve, y es una observación a tener en cuenta, porque esos perros sí tienen problemas, sin embargo las devoluciones generalmente son de perros muy guapos, que han sido elegidos principalmente por su belleza o juventud.

Cuando te plantees adoptar a un perro, ten en cuenta todo lo que tantas veces hemos dicho: que es para todo su vida, que tienes una responsabilidad, que debes educarle y cuidarle, y que si tienes problemas, debes buscar soluciones, porque todos los que tenemos perros nos encargamos de educarlos y de resolver las dificultades que su convivencia nos plantee.

Debes ser responsable de tus decisiones , nosotros podemos ayudarte a encontrar el perro que mejor se adapte a tus circunstancias, y asesorarte en su adaptación, pero tú debes tener un compromiso con el perro, porque él no te ha elegido a ti, sino tú a él. No lo trates como a un bulto, es un ser vivo, no necesita tu lástima, necesita estabilidad y cobijo.

MARITÉ.


Cuanta razón llevas Marité, un escrito muy bueno, realmente bueno , como todos los que escribes. GRACIAS!!!!!!

ESTHER



3 comentarios:

kulungeledyembe dijo...

Ke bien sabes decir las cosas Marité, con todo lo ke habrás tenido ke tragar, demuestras la paciencia y bondad ke mucha gente no tiene para con los animales ke un día decide adoptar y al poco develven por ke "no se adapta" o "no lo han sabido educar"....
Aupa tu, siempre lo pienso....tengo ganas de conocerte en persona, espero en un futuro no muy lejano ke esto pase.
Salud! (ke seguro ke la necesitas,para tí y para tod@s l@s ke stan metidos en esto, por el desgaste ke produce, tanto físico como sicológico)y ÁNIMO!

Celfa dijo...

Hola a tod@s.
Lo primero, felicidades por el blog. Hace tiempo que os leo, pero va a ser la primera vez que dejo un comentario.

Entiendo y comparto todo lo que has escrito. Yo soy adoptante reciente de Galgos112.

Estuve un año pensando en la adopción, en los pros y contras, analizando mis circunstancias, mis posibilidades, el tiempo que iba a disponer, qué perro se ajustaría mejor a mí. Ando fuera de casa bastantes horas, y me preocupaba que el animal pasara tantas horas a solas... Esto me llevó a conoceros, a conocer el maravillos mundo de los galgos, y finalmente, a adoptar una galguita maravillosa.

Precisamente una galga que había sido adoptada previamente por una pareja (también a través de galgos112) y que devolvieron a los 2 meses de llevársela.

Y os puedo decir que después de un mes compartiendo sofá con mi galgui, de verdad, no lo entiendo, ya que es más buena que el pan. Supercariñosa, dulce, tranquila, limpia, dormmilona como todos, sociable a más no poder...
Me imagino que se cansaron, se aburrieron a los dos meses, ya no querían el juguetito.

Bueno, yo me alegro porque ahora estamos juntas, y tenemos por delante una vida llena de cariño, mimos, comprensión, paseos, juegos y felicidad.

Sin lugar a dudas, como tú bien dices, es una decisión importante. Yo creo que debería ser una decisión meditada. Vale, quizás no tardar un año como hice yo, esto es demasiado, pero sí hay que pensarlo bien. Hay que saber lo que conlleva una adopción.

Yo solo espero que haya muchas adopciones de éxito, y menos 'devoluciones'.

Y nada más. Me gustaría daros las gracias por todo vuestro trabajo.

De verdad, MUCHAS GRACIAS A TODOS!

Josep dijo...

Más que a Marité, con la que comparto muchos o todos sus puntos de vista, quisiera añadir un comentario a Celfa.
Yo soy colaborador de Galgos112 desde su fundación, quiero decir que ya tengo una cierta experiencia en el mundillo del rescate, de la adopción y, lamentablemente, de la devolución de galgos. Es cierto: para el galgo, la devolución supone un nuevo abandono, y otro trauma más en su haber. Pero afortunadamente, los perros adoptados a través de una asociación como la nuestra (y también tuya, Celfa) tienen suerte. Mi experiencia me demuestra que, en todos los casos (como en el tuyo) la nueva adopción es mucho mejor que la primera (evidentemente), y estoy seguro que el perro lo percibe. Sabe que ha tenido la suerte de ser "devuelto" y que esta misma fortuna es la que le ha llevado a su adopción "exitosa". Es lo de "no hay mal que por bien no venga".
Sin ser una persona que crea demasiado en estas cosas, me parece que es el destino el que le tiene preparado a cada perro su adopción "buena". A veces es la primera, pero no siempre. Alguna que otra vez hay que dar unos pocos tumbos por ahí hasta caer en las manos de la Celfa de turno.
Y nada... Muchas gracias por tu ayuda, por tu responsabilidad y por el cariño que le das a tu galgo. Ten por seguro que él te lo devolverá corregido y aumentado.