lunes, 20 de julio de 2009

Una de esas galgas… Mina





Mina, la dulce Mina, fue rescatada de la calle, llevaba varios meses apareciendo por el mismo campo sembrado, donde algunos vecinos le daban de comer, al principio era muy desconfiada, pero poco a poco, esas personas pudieron acercarse a ella, y al final consiguieron que tuviera confianza en ellos y rescatarla.
Fue primero a una residencia unos días y luego a una casa en acogida, de la que nos dio un susto bueno porque escapó, aún estaba confusa y asustada, y le dio miedo quedarse sola en casa.
Cuando volvió a los tres días encontramos para ella una casa donde vivieran otros perros, para que su recuperación fuera más sencilla, y lo ha sido gracias a la paciencia y el buen hacer de Gemma, ahora vive con otros dos perros, dos adultos y un niño, que la adoran, se ha adaptado muy bien a ellos, y no queda ya nada de aquella desconfianza y timidez con la que llegó.
Pero como siempre hay un pero con estos sufridos y nobles perros, el vivir en la calle le ha pasado factura a Mina y tiene filaria, su tratamiento es costoso, y conlleva gran riesgo para su vida, ella está muy fuerte y animada, así que tenemos todas las esperanzas puestas en su recuperación, y de eso depende que luego Mina pueda ser adoptada, pero una vez más, es dinero que necesitamos, no podemos dejarla morir.
Su tratamiento ya ha comenzado y su cuerpo está respondiendo muy bien a él, pero es un esfuerzo muy grande para galgos112 cada uno de estos desembolsos, tenemos que hacer mil cuentas cada vez, y nunca nos alcanza.
Toda la ayuda que podamos conseguir es importante, porque hay galguitos esperando, demasiados...